Humor en los juegos de rol

Estaba viendo el trailer de una nueva película de fantasía e inevitablemente recordé mis sesiones de juego. Nunca me he considerado una persona graciosa, mis chistes son malos y cualquiera que me conoce les podrá decir lo seco que soy, pero al jugar rol sucede algo muy distinto. No importa si es un juego de fantasía, ciencia ficción militar u horror, en mis mesas todos terminamos riendo.

Hay juegos que facilitan el humor, como Paranoia, Toon o Gamma World, pero este género parece no ser del gusto de todos los jugadores. Algunas personas se toman demasiado en serio los juegos y hay juegos que se toman demasiado en serio a si mismos. Es un juego, después de todo, y jugamos para divertirnos. No siempre es fácil llevar el humor a la mesa de juego, como en todo hay gustos, hay quienes consideraran algo gracioso y para otros será ofensivo o vulgar, pero las oportunidades para el humor nunca sobran. Muchos se quejan cuando fallan una tirada importante, para mi es el lugar perfecto para desestresar la mesa de juego con una descripción graciosa de lo ocurrido. Definitivamente es una buena técnica para quitar el mal sabor de boca cuando algo nos sale mal.

Sin humor, una sesión de juego puede volverse demasiado tensa o tediosa. Por mi parte, este humor me ha facilitado iniciar más jugadores en este pasatiempo. Si la primera experiencia de estas personas hubiera sido un dramón terrible no estoy seguro si seguirían interesados en los juegos de rol. Hay juegos que se consideran para principiantes, yo excluiría juegos de ambientaciones demasiado pesadas, como puede ser Kult u otros juegos de horror.

Me gustaría conocer algunas opiniones, si alguien las tiene. Por lo pronto, quiero advertir que quien juega conmigo debe estar dispuesto a reírse mucho y a quedarse con una experiencia que va a recordar con gusto y sonrisas.

3 comentarios:

  1. En el rol, como en la vida, ha de haber sitio para todo, y el humor creo que la tiene hasta en las partidas más densas, otra cosa es que haya másters que no sepan llevarlo por un exceso de "quiero tomarme esto en serio".

    Recordemos, sí, es interpretación, drama y tal, pero también es un juego. Y se juega a un juego apra divertirse ;)

    ResponderEliminar
  2. Buenas!
    Lo importante, quizás, es saber contextualizar el humor. Cuando estás dramatizando una escena como DM y ves que tus jugadores están de cachondeo pues, como que no ayuda al desarrollo de la partida. Aquí el DM tiene que hilar fino para que no le tachen de exceso de seriedad, como tampoco es bueno que todo sea siempre un cachondeo.
    Cuando arbitro, si veo que los demás están por la risa fácil, suelo participar de los chistes. Es lo que toca y al fin y al cabo, todo esto al final se resume en un grupo de amigos alrededor de una mesa. Me vale rolear como echar unas risas. Se jugará lo que se pueda jugar y si no, para la próxima sesión.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. En las partidas en las que participé (siempre con el mismo grupo) hacíamos siempre bromas y nos lo pasábamos genial. Ni momentos dramáticos ni nada. Teníamos que llevar a una niña a X sitio, "¿Viva o muerta?" y no parábamos de reír haciendo bromas una tras otra. En una ocasión, desde debajo de un balcón un compañero lanzó a un vigilante una piedra y aprovechó la tan esencial habilidad de "estilo". Crítico: mató al vigilante y la piedra dio tres tirabuzones en el aire hasta impactar XD

    ResponderEliminar